Quiénes Somos

UNA HISTORIA DE CADA DIA

La historia de Molinos Cunaco S.A. está indisolublemente ligada a sus fundadores los hermanos Tomás, Eusebio y Rodolfo García Kohler, quienes en el año 1955, se iniciaron en el rubro adquiriendo un pequeño Molino en la localidad de Cunaco, con la intención de moler trigo que producían en la zona sur del país y a la vez abastecer sus propias panaderías ubicadas en la Comuna de Puente Alto en Santiago. La calidad de las harinas Cunaco hizo que rápidamente se extendiera el área de ventas del Molino, pasando a ser la mejor harina de la región. Ello se tradujo en un incremento importante de la capacidad de producción de la Planta.
Por otra parte, en 1969 se presenta la oportunidad de comprar el Molino El Cisne ubicado en San Fernando, Sexta Región, el cual pertenecía al grupo Inglés Williamson Balfour. Este Molino tenía una muy buena imagen entre los Industriales panaderos, especialmente por la calidad de sus harinas y una historia como empresa que se remontaba hacia los inicios del siglo XX.
A principios de los años 80, ambos Molinos, cuya maquinaria había sido recientemente renovada, y complementada con los más modernos laboratorios de control de calidad, hicieron posible que las harinas Cunaco y Cisne fueran conocidas en los grandes centros de consumo del país, desde Valparaíso por el Norte hasta Concepción por el Sur.
Para abastecer esta creciente demanda fue necesario adquirir el Molino Arauco ubicado en la Ciudad de Coronel, lo que significó una considerable inversión en tecnología y capacidad de almacenamiento. Este Molino, construido a fines del siglo XIX enteramente con pino oregón, fue considerado en su época como el Molino más tecnificado de Chile. Actualmente es un ícono regional representando un extraordinario y bellísimo ejemplo de la arquitectura del siglo XIX.
En 2001, la calidad de estas harinas hizo que creciera fuertemente la demanda desde la zona Norte del país, especialmente desde la II, IV y V regiones. Como una forma de optimizar la logística de distribución, dado que los molinos estaban ubicados al Sur de Santiago, se adquiere el Molino El Puente ubicado en la ciudad de San Felipe, muy cercano al paso Los Libertadores en la frontera con Argentina y por donde se efectúa la mayor parte del comercio terrestre con ese país.
Con la compra del Molino El Puente, el grupo se consolida como uno de los mayores productores de harina del país.
En Enero de 2013 las sociedades molineras, Molino Cunaco S.A., Cía. Molinera El Cisne S.A., Cía. Molinera El Puente S.A. y Cía. Molinera Arauco S.A., se fusionan y pasan a formar parte de una sola empresa, bajo el nombre de MOLINOS CUNACO S.A. y comercializando sus productos como HARINAS CISNE. Esta fusión se produce con el objetivo de optimizar la atención de nuestros clientes a lo largo de todo el país, lo que permite mejorar sustancialmente la logística de distribución de nuestros productos.


ASI RECIBIMOS Y GUARDAMOS

Nuestros molinos se abastecen de trigos nacionales e importados.
Los trigos nacionales son de producción local y se reciben desde todo el país tanto en camiones graneleros como por ferrocarriles, ya que tres de estas plantas cuentan con desvío ferroviario. Los trigos importados proceden de Estados Unidos, Canadá y Argentina. Nuestras plantas se encuentran muy bien posicionadas con respecto a los puertos de descarga. La planta de San Felipe descarga en el Puerto de Ventanas, las plantas de San Fernando y Nancagua lo hacen desde el Puerto de San Antonio y las dos plantas del Sur, Coronel y Concepción, ambas operadas por Compañía Molinera del Pacifico Ltda., lo hacen en cualquiera de los cuatro mayores puertos de la bahía de Concepción.
La recepción de trigo es muy expedita ya que moviliza 120 toneladas de trigo por hora en cada una de las cinco plantas. Este ritmo de recepción permite descargar barcos graneleros con gran velocidad, alcanzando hasta 7.500 toneladas en 24 horas. Para la cosecha nacional se reciben hasta 4.800 toneladas de trigo por día, en ocho horas de trabajo. En conjunto, las Plantas cuentan con una capacidad de almacenaje que alcanza a 85.000 toneladas de trigo, lo que permite una óptima clasificación de granos, especialmente por proteína.


PRODUCCION Y DISTRIBUCION

En conjunto nuestras cinco plantas alcanzan una capacidad de producción de casi 1.200 toneladas de trigo diarias, es decir el equivalente a 18.500 sacos de harina de 50 kilos.
Toda la maquinaria es de origen europeo, altamente tecnificada y de última generación. El proceso industrial es computarizado.
La harina es despachada a granel o bien en sacos de distintas medidas fabricados en polietileno, osnaburgo o papel. Se ofrecen a los clientes más de 20 tipos distintos de harina, adecuados a cada necesidad. Contamos con una importante flota de camiones graneleros con equipos neumáticos así como también con camiones planos para atender eficazmente a todos nuestros clientes. Todos nuestros camiones están conectados con las Plantas y monitoreados con sistema GPS.


COMERCIALIZACION

Nuestro mercado objetivo se ubica entre las ciudades de Antofagasta por el Norte y Puerto Montt por el Sur, distribuyéndose las órdenes de despacho a las diferentes Plantas de acuerdo a la mejor opción de distribución en camiones que entregan directamente de Molino a cliente. Nuestros clientes son básicamente panaderías, supermercados, amasanderías, industrias de pan congelado, industrias galleteras, distribuidoras mayoristas e industrias diversas.
Las harinas originalmente se comercializaban con el nombre de cada Molino, según su tipo y hoy luego de la fusión de los Molinos, nuestras marcas son HARINAS CISNE en sus diferentes tipos, comercializadas y producidas por MOLINOS CUNACO S.A.
Disponemos de estrictas normas de calidad que permiten diferenciar las harinas, cada una de las cuales se ajusta estrictamente a los parámetros establecidos para cada tipo. Para ello cada una de nuestras Plantas cuenta con un laboratorio de control de calidad equipado con los más sofisticados equipos de control. Adicionalmente, también se envían periódicamente muestras a laboratorios externos particulares y universitarios para cotejar nuestros controles.


CALIDAD Y ASISTENCIA TECNICA

El laboratorio de cada Planta está a cargo de un profesional Técnico Molinero, con estudios de cuatro años en Suiza y en el Reino Unido. Los mejores técnicos chilenos se encuentran trabajando en nuestros Molinos junto a un equipo de laboratoristas a cargo de los controles diarios tanto en la recepción de los trigos como en el control de las harinas, realizando pruebas en laboratorio y a nivel industrial, lo que nos permite dar una gran estabilidad y confiabilidad a nuestros productos.
Además contamos con un servicio técnico permanente en terreno, con visitas a nuestros clientes de panaderías, industrias y supermercados, compatibilizando las harinas con las distintas realidades en la que se desenvuelve cada uno.

INVESTIGACION Y DESARROLLO

La constante evolución que han tenido los productos derivados de la harina y en especial el pan y las galletas, han hecho que continuamente estemos desarrollando nuevos tipos de harina a solicitud de nuestros clientes según sus necesidades, lo que nos ha incentivado a desarrollar tecnologías que nos permitan cumplir con los parámetros exigidos.
Los últimos desarrollos han sido harinas para usos industriales, galleteras, bizcocheras, pizzas y harinas de alta proteína.